intemerata

Intemerata: significado y ejemplos

En esta ocasión desvelaremos el significado de la palabra intemerata, un término poco conocido en la actualidad, pero que sigue formando parte de la lengua castellana.

Se trata de un sustantivo derivado del latín que a pesar de estar incluido en la RAE cada vez se oye menos en España.

Para que no pase a la historia, en esta entrada vamos a recopilar toda la información existente al respecto incluyendo algunos ejemplos de su uso.

Significado de intemerata

Significa que algo ha llegado al colmo de sus posibilidades, a lo sumo, o al máximo de lo que se considera aceptable.

También es una expresión usada cuando algo se está prolongando demasiado en el tiempo o que parece no tener fin.

Incluso para situaciones o cosas que aún siendo agradables acaban por cansar dada su excesiva duración.

Intemerata en la RAE

El diccionario de la Real Academia Española recoge este vocablo como una expresión coloquial que significa “algo que ya ha llegado a lo sumo“.

Se trata de un término que ha estado presente en el conocido diccionario desde hace mucho tiempo, aunque no siempre ha tenido el mismo significado.

De hecho, ya en 1917 la edición impresa de la RAE hacía referencia a intemerata como un tipo de barbarismo empleado en Perú que significaba temeridad.

Si bien esta definición de la palabra parece ser una homonimia parasitaria, algo que solo ocurre cuando un término adopta el significado de otro al que se parece fonéticamente.

Ejemplos

Existen infinidad de ejemplos donde podemos encontrar la palabra actualmente. Estos son solo algunos de ellos:

  • En esa discoteca se ha liado la intemerata de veces porque los clientes no son trigo limpio.
  • Aguantaron estoicamente las tonterías de Javier, pero aquella última broma ya era la intemerata.
  • En el pueblo más frío de Rusia las temperaturas pueden bajar hasta la intemerata de 62 grados bajo cero.

Origen

El origen de esta palabra deriva del latín intemerāta, un término muy usado en algunas oraciones católicas dedicadas a la Virgen María que significa literalmente “sin mancha”.

La expresión “Mater intemerata” es una de las súplicas más frecuentes y repetidas que se hacen a la Virgen en estos salmos, motivo por el cual ha podido trascender ese significado coloquial de algo que ha llegado a lo sumo o que se prolonga demasiado en el tiempo.

Un claro ejemplo se puede ver en la oración “Oh Santísima” del siglo XVIII, donde la expresión se llega a repetir hasta 3 veces apenas 50 palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *